posted by | on , , , | No comments

18-agosto-2016 / La Guardia Civil ha denunciado a dos personas por pesca ilegal cuando cometían éste delito en la zona conocida como el Castro de La Franca. Fue durante la mañana de ayer cuando una patrulla de Seprona recibió el aviso de agentes de Vigilancia Pesquera del Principado de Asturias de que dos furtivos extraían percebes en Ribadedeva.

“En una vigilancia discreta y a distancia, provistos de medios ópticos adecuados, localizaron visualmente a uno de ellos cuando salía en bañador por la playa, intentando confundirse con los bañistas, logrando interceptarlo en ese momento con una bolsa de tela que contenía 12,300 kilogramos de percebes”, indican desde la Guardia Civil.

Con el fin de localizar a la segunda persona avistada por el Servicio de Vigilancia Pesquera, “se estableció un discreto dispositivo de control de las salidas de la playa hacia las vías de comunicación principales con el apoyo de la Policía Local de Ribadedeva, gracias al cual se pudo interceptar a esta segunda persona ocupando un vehículo en el que se localizó el material utilizado para realizar la pesca”.

Este material que consistía en una mochila, dos paipos, dos perceberas, dos pares de aletas y dos trajes de neopreno, fue incautado junto con los más de doce kilos de percebes.

Así mismo se procedió a la confección de las correspondiente denuncias por pescar sin licencia, utilizar artilugios flotantes y excederse del cupo establecido, cifrado en seis kilos.

Los percebes fueron entregados en una residencia de ancianos y las artes de pesca, fueron decomisadas, quedando a disposición de la autoridad administrativa sancionadora.

Según narran, “la manera de operar de los infractores, vecinos ambos de Cantabria y con numerosos antecedentes por hechos similares, se trata de un modo de operar muy común por esta zona. Vienen en vehículos hasta la costa asturiana limítrofe con Cantabria, se hacen con la pesca furtiva y posteriormente salen del agua por separado, intentando camuflarse entre la gente para no llamar la atención. Uno de ellos lleva la pesca y otro el material utilizado para así no ser “pillados” con las dos cosas, puesto que la utilización de determinado material constituye ya de por sí una infracción añadida. Finalmente, ambos se reúnen donde tiene el vehículo estacionado para regresar de vuelta a Cantabria”. Diario del Oriente

Tags: , , ,

Leave a Reply