posted by | on , , , | 1 comment

En esta ocasión, aún sabiendo que no estaría ni la mar ni el día para disfrutar, allí que fuimos solamente Avelino y yo a intentarlo.

De mano, nos dirigimos a «bajo tiñoso», una zona que tantos cabrachos nos ha dado en los últimos días. Justo al echar el fondeo, llegó la lluvia, tuvimos que tirarnos rápidamente al agua para no mojarnos mucho de agua dulce… Costó divisar alguno, pero ahí andan, todavía. Muy ocultos, inmóviles, totalmente camuflados haciendo que, a veces, tenga que tocar con la punta del fusil para saber si es piedra o pez.

Cambiamos de zona y  allí se le presentaron al maestro las «barrigas blancas» y otras cuantas que no le dieron opción de disparo. Ciertamente el agua no estaba para disfrutar ni mucho menos, muy poca, casi nula visibilidad, viento del nordeste, el agua enfriand. Finalmente, de regreso a puerto ya se notaba que nos íbamos destemplando. Más que la entrada de otoño, parecía el pleno invierno.

[photopress:IMG_8560.JPG,full,pp_image]

algo de simetría

Tags: , , ,

1 comment

  1. pende

Trackback e pingback

No trackback or pingback available for this article

Leave a Reply