posted by | on , , , , | 1 comment

Hoy no era un día que animase a realizar pesca submarina, llovía. Unas veces con más intensidad que otras, pero sin parar. No es de esos días que hacen afición. No obstante, teníamos hasta la valentía de cambiarnos bajo la lluvia y, gracias a la embarcación, no tuvimos problemas de turbiedad porque  evitamos los lugares donde llegan esas aguas de arroyos y riachuelos.

El problema, más bien, fue la escasez de peces. Salvo muiles que cada vez hay más, hasta las gaviotas esperan matar alguno de un susto, ya que pasan cerca y saltan  todos de la superficie. Vimos algo interesante, como un dentonín, una lubina curiosa pero, cayó solamente lo que se ve en el caldero, eso si, entre dos, Juan Felipe y yo solamente. Los sargos que se veían, todos bastante pequeños, el mar como una charca, sin viento ninguno, como una balsa, vamos, pero lluvia y más lluvia. Fue eso, una mañana pasada por agua.

[photopress:1_10.JPG,full,pp_image]

[photopress:2_11.JPG,full,pp_image]

[photopress:6_6.JPG,full,pp_image]

[photopress:3_9.JPG,full,pp_image]

[photopress:4_7.JPG,full,pp_image]

[photopress:5_7.JPG,full,pp_image]

Tags: , , , ,

1 comment

  1. avelino

Trackback e pingback

No trackback or pingback available for this article

Leave a Reply