posted by | on , , , , | 1 comment

El agua sigue calentando y vamos encontrando ese cebo con el que los grandes predadores se lanzan a por ellos. Así vamos viendo alguna furagaña, algún túnido y algún dentón.

No obstante, como terrícolas que somos, salvo que encontremos el pescado encuevado o peces más nobles (más bien confiados) como el sargo real, «pizcuervu», abadejo o salmonete, lo tenemos difícil. A los sargos yo les oigo decir piiii piiiii, como pidiendo paso, y es que salen PITANDO.

Pues eso, que la cosa parece animarse, después de jornadas con mucha flojera de piezas. Lo que seguimos es sin ver esa hermosa pieza, sea lubina, corvina o ese esquivo y gran dentón.

[photopress:IMG324.jpg,full,pp_image]

[photopress:IMG_6170.JPG,full,pp_image]

[photopress:IMG_6173.JPG,full,pp_image]

[photopress:IMG_6176.JPG,full,pp_image]

 

Tags: , , , ,

1 comment

  1. pende

Trackback e pingback

No trackback or pingback available for this article

Leave a Reply