posted by | 5 comments

Recibo un correo de nuestro colega Miquel Muntane y aunque cita la procedencia de la noticia que muchos vimos y oimos en el telediario, las reflexiones del web master están muy bien planteadas.

«Vigilantes de la cofradía de Ferrol recorren a diario la ría para espantar a mariscadores ilegales que en vísperas de Navidad se dedican extraer la almeja de las zonas prohibidas. Las personas que se dedican a robar el marisco lo venden a particulares o a compradores que a su vez abastecen a restaurantes. En una buena semana pueden llegar a ganar 700 euros.

Los moluscos se encuentran totalmente contaminados por aguas fecales situadas en zonas en las que está prohibido mariscar. Se trata de vieiras y almejas con toxinas que constituyen un peligro para la salud.

Las redadas a estos mariscadores ilegales son frecuentes en Galicia y más aún cuando se acerca el final del año.

El paro también ha sido causante del aumento del furtivismo en las rías gallegas. Desde las cofradías piden más vigilancia para frenar a los ladrones de marisco.» Antena 3 noticias.

DOS BUENAS RELEXIONES SOBRE EL TEMA:

  • A) El paro ha relanzado el furtivismo.
    Robar marisco, una práctica habitual en vísperas de Navidad.
    Mariscadores afectados por timos.

  • B) Sin ánimo alguno de crear una polémica, hago una reflexión. Ya que la redacción de la noticia me lo pone en bandeja. Para robar algo, este algo debe de ser propiedad de alguien. Primera premisa. En este caso estamos hablando de un tipo de recursos naturales. Marisco es la palabra mágica. En España y en otros países similares, la explotación de los recursos naturales que no pertenecen a nadie en concreto es organizada por el estado. Se suele subastar su explotación y ese lucro obtenido por la venta del recurso (madera, petróleo, piel de focas, etc.) revierte en la sociedad al mismo tiempo que los ya «propietarios » de la explotación temporal del recurso son sus dueños legales en los términos de la concesión. Con el tema de las cofradías, se revierte toda la legislación y usos habituales del resto de los sectores.Los miembros de las cofradías se consideran los dueños de los recursos sin tener ninguna razón para ello. No han pagado nunca nada por poder hacer explotación de esos recursos y convertirlos en un modo de vida. Más al contrario, se les paga a ellos parte de los costes (cada vez piden una mayor parte) que les cuesta explotarlos. Se les da el combustible a bajo precio, se les regalan los elementos de seguridad, se les subvencionan las inversiones empresariales habituales, etc. etc. Si fuesen taxistas, además de hacerles miembros de un monopolio para transportar viajeros, se les regalaría medio coche cada vez que lo cambiasen, se les daría gasoil a 0,40, GPS para avisar de si les atracan, lunas de separación a medio kilo cada una, etc. etc. Medio seguro por si hay poco trabajo y no ingresan, lo que pidan a gritos se acaba dando por no oírlos -o sufrirlos incendiando o cortando el tráfico de algo-. ¿Cuánto vale un carnet que posibilita la explotación de determinados recursos? Porque los carnets de taxistas valen una pasta -30 millones de pelas en algunas ciudades- para el que desee ser taxista, ya que los actuales taxistas nunca quieren que haya nuevas plazas aunque la población se duplique. Más de uno pagaría un buen pico por un carnet de percebero de algún sitio interesante.

    O sea, ¿hay un monopolio de un recurso que da dinero para vivir a un grupo numeroso de personas y no está legalmente legislado?
    Exactamente.

    Para ser percebero o mariscador de algo que de dinero, por poner un caso que interesa a algunas personas (ser pescador de los que sufren no interesa mucho) NO hay un sistema. Simplemente es una mafia. Con todas sus particularidades habituales: nepotismo, oscurantismo, caciquismo, ilegalidad, prevaricación, etc. etc. La imaginación nunca supera a la realidad en esto.

    Para que nos entendamos:

    En las costas cercanas al pueblo X sólo pueden pescar los del pueblo X. En las calles cercanas al edificio A sólo pueden aparcar los del edificio A.

    En las costas cercanas al pueblo X solo pueden pescar los del pueblo X. En los montes sin propietario de alrededor del pueblo X sólo pueden coger setas los del pueblo X.

    Para poder coger setas en esos montes tienes que «ganar el derecho» y eso no es como hacer una oposición, vivir en Z e ir a trabajar a X, debes vivir en X, conocer la gente de X, moverte para que te admitan en la cofradía de X, moverte para que te autoricen a recoger setas en X, pagar favores para seguir….

    Y eso que ni siquiera estoy en ese negocio, que lo que me da de comer es otra industria. Pero reconozco perfectamente una situación económica anómala en cuanto se la examina mínimamente.

    ¿Qué demonios de derecho tienen los pescadores de anchoa a recibir una ayuda para que les cubra por no poder ir a la anchoa que han extinguido?

    ¿Si un taxista no tiene trabajo tiene derecho a una ayuda? Si los taxistas de X son tan salvajes que eliminan a su fuente de recursos -consiguen que la población no quiera coger taxis- ¿Aún encima hay que ayudarles?

    Ese artículo se ha escrito ESPECIFICAMENTE para ir metiendo en la sociedad la idea de que el mar tiene dueño y que lo son los miembros de las cofradías. Y eso no es cierto. Ellos históricamente han explotado los recursos del mar y se han organizado entre ellos para estar en equilibrio entre lo que les cuesta pelearse y lo que ganan haciéndolo. Hoy en día los controla parcialmente el estado, pero son el colectivo que más libertad tienen de los que conozco.

    Y han mezclado el tema demagógico «furtivismo siempre es peligro sanitario». Cuando no son equivalentes.

    Hay gente que comercia con el marisco de las zonas cerradas de Ferrol (véase el caso de la hostelera que ha perdido toda su reputación por ello y los detenidos en la última operación) y esos no son el típico furtivo. Pero hay otras 9 personas sin papeles para marisquear en el resto de Galicia que capturan marisco sin peligro sanitario. WEBMASTER PESCA.COM

5 comments

  1. Fery
  2. Sumiciu
  3. Fery
  4. Sumiciu

Trackback e pingback

No trackback or pingback available for this article

Leave a Reply