Posts Tagged ‘CENTRO EXPERIMENTACIÓN’

posted by | on , , | No comments

GIJÓN / 25 enero 2016 08:05h. – Relacionan la regresión de poblaciones en algunas zonas del litoral occidental con la merma de algas laminarias por el cambio climático.

Alevines criados en el Centro de Experimentación Pesquera preparados para la repoblación. / E. C.

El Gobierno regional, a través del Centro de Experimentación Pesquera, constata que en algunas zonas del litoral asturiano se está produciendo una regresión de la población de oricios, pero tanto los científicos como los pescadores profesionales sospechan que parte de esa pérdida de ejemplares se debe a falta de pastos, ya que se aprecia también un retroceso en los campos de algas laminarias, principal alimento de los oricios.

Son pocos los profesionales asturianos que capturan oricios por interés comercial, según manifestaron a EL COMERCIO tanto el director general de Pesca Marítima del Principado, Alberto Vizcaíno, como responsables de algunas cofradías de pescadores del litoral occidental. La razón, aparte de las limitaciones que tiene en Asturias la explotación del recurso –debido a que no está permitido capturar oricios por inmersión y hay que aprovechar el espacio intermareal– es que en el Occidente, donde los pedreros son más aptos para el marisqueo por ser más planos, existen planes de explotación del percebe que son incompatibles con la pesquería del oriciu, según indicó a este periódico el valdesano Jairo García.

En esas condiciones, prácticamente todos los profesionales de la zona se dedican al percebe y, si pescan oricios, es para consumo propio, sin fines comerciales.

La mayor presión sobre las poblaciones de oricios se debe a las licencias deportivas, que tienen una limitación de cinco kilos por marea, además de la veda común que va desde el 16 de abril al 15 de diciembre de cada año, ambos inclusive.

Con las cosas así, Alberto Vizcaíno asume que el mercado asturiano del oriciu se abastece históricamente desde Galicia, lo que no impide que el Principado tenga interés en controlar las capturas de oricios que se producen para impedir excesos de cantidad o falta de respeto por la talla mínima, que está establecida actualmente en 55 milímetros de diámetro, incluidas las púas.

Las repoblaciones de oricios criados por el Centro de Experimentación Pesquera forman parte, dijo Vizcaíno, de un «proyecto de investigación» que trata de saber qué zonas prefieren, que capacidad de desplazamiento tienen, qué ritmo de crecimiento y otros datos que pueden tener gran interés con vistas al futuro, pero que no buscan aumentar las poblaciones para fomentar la explotación, ya que «para eso habría que repoblar millones de juveniles».

Parte de esa investigación promovida por el Gobierno regional está orientada a conocer en qué medida la regresión que se constata en algunas poblaciones se debe a efectos del cambio climático, que parece ser la causa de la merma de alimento.

Vizcaíno considera que los oricios no están sometidos actualmente a sobrepesca, ya que existen abundantes controles incluso de las capturas de los pescadores deportivos, que parecen ser más abundantes que las profesionales, por la falta de interés antes apuntada.

Cabe señalar que la veda temporal del oriciu en Asturias es relativamente reciente, ya que se aplicó por primera vez en 2013. Es vieja, sin embargo, la prohibición del buceo como método de captura, de forma que todos los ejemplares que se encuentren en zona submareal quedan preservados por la normativa vigente.

La veda temporal está orientada a impedir que los oricios sean capturados en el periodo en que no se encuentran en sazón, ya que en esas condiciones no serían aprovechables ni comercial ni gastronómicamente. EL COMERCIO