posted by | 2 comments

La víctima se encontraba junto a otros compañeros grabando los emisarios submarinos que existen en la zona portuaria.

Un buceador de unos 50 años, vecino de Valencia, falleció ayer a una milla de la bocana del puerto de Teulada-Moraira (Alicante) y atrapado entre varias redes de pesca que se encontraban sumergidas en el lugar.

La víctima, según testigos, compañeros y fuentes del Consorcio Provincial de Bomberos, estaba grabando un emisario submarino situado en la zona portuaria de Moraira.

El buceador, según se supo minutos después, es el jefe de buceadores de la empresa valenciana Consomar SA y filmaba los fondos junto a otros compañeros de esta mercantil.

Los amigos fueron quienes dieron la voz de alarma a los servicios de emergencias minutos después de las 15 horas, al constatar que el buceador no salía a la superficie, ni aparecía por ningún lugar cercano al que se encontraban.

Según constataron los efectivos de bomberos, cuando llegaron a la zona donde había desaparecido el hombre de 50 años, descubrieron que había sumergidas varias redes de pesca.

De inmediato los efectivos de rescate pidieron a los pescadores que las subieran hasta la superficie con el fin de despejar el lugar donde iban a iniciar la búsqueda.

En ese momento, comentaron, apareció el cadáver del buceador, el cual estaba «enredado» en las redes que utilizan los marineros para sus realizar capturas.

A la zona del accidente acudieron el helicóptero de la Diputación Provincial de Alicante, el grupo de Rescate del Consorcio y dos unidades de los bomberos de Benidorm, y el cuerpo fue levantado poco después de las 17 horas.

No es la primera vez que un buceador profesional muere o sufre un terrible accidente en aguas de la zona costera de la comarca de la Marina Alta.

Hace un par de veranos, en el municipio de Xàbia, un joven sufrió una descompresión mientas practicaba submarinismo y tuvo que ser trasladado a un hospital y sometido cámara hiperbárica durante más de 24 horas. El 5 de mayo de 2008, un joven de apenas 25 años de edad murió mientras buceaba en aguas de Sagunto.

La víctima estaba practicando la pesca submarina sin botella de oxígeno cuando desapareció en la zona del puerto.

Fue un amigo del fallecido quien, ante la tardanza de su salida a la superficie, avisó a los servicios de emergencia pertinentes para que acudieran en su auxilio, ya sospechaba que algo malo podía haberle ocurrido a su compañeros.

Eran las 19.30 horas de aquel fatídico lunes del pasado mes de mayo. Inmediatamente, miembros de Protección Civil de la Federación de Actividades Subacuáticas de la Comunitat y buceadores del centro Costa Palancia de Canet iniciaron las labores de búsqueda del joven submarinista.

El cadáver del joven, que residía con su familia en la localidad castellonense de Gilet, fue hallado al día siguiente en las inmediaciones de la segunda dársena del puerto de Sagunto.

Todo parece indicar que la víctima pudo haber sufrido un desmayo durante el tiempo de ascenso a la superficie, lo que se conoce técnicamente como síncope del buzo en apnea.

2 comments

  1. javi calvo

Trackback e pingback

No trackback or pingback available for this article

Leave a Reply