posted by | on , , , | 1 comment

De nuevo quedábamos 4 amigos a las 8,30 de la madrugada para perseguir peces y si podía ser, capturarlos.

Ante las hermosas doradas de ayer, Avelino ponía rumbo a Candás para tratar de encontrarlas. Como su objetivo era la “sparus aurata” veía sargos, pero pasó olímpicamente de ellos, su nevera no quería más chopas pero sí haría hueco a una hermosa dorada. Se quedó con las ganas.

Juan Felipe quería visitar sus buenas zonas de pesca, pero el agua fría, cristalina antes que Damián y yo nos echáramos al agua, optó por subirse a bordo y cambiar de zona a otra más apropiada para él y… en efecto vió de todo, lubina, dontón, dorada, pero la buena suerte que tuvo todo este verano, parece que se acaba con la entrada del otoño, veremos lo que pasa en los próximos días.

Damian y yo, finalmente a las 10,31 de la mañana, después de dejar a los “buenos” en sus mejores zonas, nos podíamos echar tranquilamente al agua, él capturó un dentón, aunque vio muchos más, pero son cada día más rápidos y nosotros más torpes. Mi suerte fue estar bien de la vista y encontar dos guapos y sobrosos tiñosos. Por fortuna, estos peces no corren mucho, más bien nada,  y el destino quiso que quisieran venir conmigo para hacer paté o guisarlos con patatines.

Otro día que no llenamos con pescado el culo del caldero, aunque debo decir que vimos un cogrio y una raya bastante considerable que por supuesto respetamos por no tener interés gastronómico.

Lo mejor de la jornada, pese a todo, podemos decir que fue divertida y parecía que la pesca no era el fin sino un medio de pasarlo bien con los colegas.

Tags: , , ,

1 comment

  1. pende

Trackback e pingback

No trackback or pingback available for this article

Leave a Reply