PLANETA OCÉANO.

Nov
2008
07

posted by | 1 comment

Decía en el “pasado siglo” el Sr. Cousteau que nuestro planeta debería llamarse Océano en vez de Tierra. El origen de la vida parece demostrado que procede de los mares, las tres cuartas partes de la superficie, también son océanos y éstos acogen a millones y millones de seres vivos, desde el minúsculo plancton hasta las grandes y majestuosas ballenas. Es tan inmenso que solamente se conoce una pequeñísima parte de sus muchos secretos. Sus corrientes y la temperatura del agua influyen enormemente en nuestro clima y su profundidad alcanza zonas de varios kilómetros.

foto_mundo.jpg

Sin esta gran masa de agua, nuestra Tierra sería una de las millones de rocas que se pasean en el vacío del Universo, posiblemente inerte, sin el embrujo que ha seducido al hombre desde muchos años antes que el poeta griego Homero escribiera su épico relato de aventuras marinas, la Odisea. Se han descrito en pinturas rupestres la existencia de “pescadores submarinos primitivos” con rudimentarios utensilios para perseguir peces y obtener moluscos con los que alimentarse. Desde entonces y pasando por el medioevo por quien puede ser el pionero o un adelantado para su época, Leonardo da Vinci, diseñador de las primeras aletas y tubo para respirar, entre otros inventos e inventores subacuáticos, luego vendría, ya en nuestra época reciente, Cousteau a iniciarnos su revolucionaria forma de respirar bajo el agua de forma autónoma.

pescasub1.JPG

Aprendiz de pescasub

La sensación de buceo en el mar, es como volver nuevamente a buscar nuestros umbrales primigenios. Cuando permanecemos sumergidos con el equipo a unos metros de la superficie, flotamos cual astronauta en su nave, ingrávidos, puede ser lo más parecido a estar de nuevo en el vientre materno en el líquido amniótico, lo que puede retrotraernos hasta nuestros orígenes en la vida oceánica.

Recuerdos aparte, ponerse las gafas y ver los pedreros de nuestra costa es descubrir esa sensación de estar en otro mundo, de mezclarse con la vida, redescubrir cada día el diferente comportamiento de los peces, según su especie, unos más esquivos, no permiten el acercamiento, otros más seguros en su cueva, otros, inmóviles y mimetizados con el fondo. Cómo los “oricios” se fijan a la piedra para que la marea no los arrastre, vemos las gorgonias de variados colores moverse como abanicos, al vaivén del movimiento del agua. Espirógrafos, que se ocultan ante el mínimo roce en su duro y elaborado capuchón protector que recuerda al “pie” del percebe que del mismo modo se agarra a la roca.

Los médicos nos recomiendan pasear o nadar para favorecer la musculatura. Algunos submarinistas, vemos cada vez más gente en playas y pedreros, evitando las monótonas y aburridas piscinas y haciendo interminables largos que aún les saben a poco. Descubren ese fondo maravilloso de fauna y flora de nuestra costa a la vez que la columna vertebral se lo agradece con el completo ejercicio natatorio. De cualquier pequeño trozo de mar, podemos descubrir un montón de habitantes, ya sea un pez plano en la arena o gusanos planos, la bailarina que son preciosos (platelmintos) una almeja, un lenguado, un ermitaño o una estrella de mar. A muy poca profundidad, se pueden apreciar una colección de colores fosforitos de colonias de anémonas, hay unas 6000 especies, liebres de mar con su gran variedad de formas y colores.

corales_y_peces.jpg

Decía alguien que lo importante en vida no se mide por las veces que respiramos, sino por las veces que “nos quedamos sin aliento”, es decir, atónitos. La verdad, porqué no decirlo, una vez hemos disfrutado de la maravillosa explosión de vida, dejamos aparte las especies más vistosas y perseguimos las más apreciadas para nuestra ingesta, como lubinas, dentones, congrios o chopas, es cuando nace en nosotros el primitivo hombre de las cavernas, el auténtico cazador, en este caso cazador submarino, todo sea para llenar el buche a la vez que hacer deporte en este maravilloso “océano”.

1 comment

  1. Fery

Trackback e pingback

No trackback or pingback available for this article

Leave a Reply